Los 4 cuadrantes del Marketing de Contenidos

Share on Facebook
Share on LinkedIn

¿Cómo influye el posicionamiento de nuestra estrategia de marketing de contenidos en la decisión de compra de nuestra audiencia en medios sociales? Vamos a dar respuesta  a través de la interpretación de la siguiente “Matriz del Marketing de Contenidos”

Este modelo de posicionamiento que aquí os presentamos en este Mapa con los diferentes formatos de contenidos es aplicable tanto si nuestra empresa 2.0. utiliza un modelo B2B, un modelo B2C, o un  “non profit”. Veamos pues, cómo interpretarlo y aplicarlo a nuestras estrategias de marketing de contenidos.

En anteriores artículos en este Blog de ESIMAD os hemos hablado tanto de la toma de decisiones de compra en Internet, a la que hemos dedicado diferentes post, como a los diferentes formatos de contenidos que se pueden  utilizar (“42 maneras de crear contenido atractivo para llegar a tus clientes“). Ahora toca unir todos los conceptos expuestos a través de esta matriz. Así, en primer lugar reconozcamos que a través de los contenidos podemos influir directamente en la decisión de compra. El comprador / cliente utiliza estas dos escalas de medición:

1- Escala de intención de compra (representada en el eje horizontal de la matriz). En función del impacto que un tipo de contenido tenga en la decisión de compra, se estará mas cerca o más lejos del acto de la compra. Así por ejemplo un comentario positivo sobre nuestro producto o servicio o sobre un contenido publicado en redes sociales, o una comparativa de precios que nos beneficie en un portal web nos puede ayudar más a que el cliente nos compre que por ejemplo un app o un juego compartido o un informe de tendencias de nuestro sector publicados en nuestros perfiles de las redes sociales.

2-Escala del estilo de decisión (representada en el eje vertical de la matriz). El comportamiento de un consumidor ante la compra puede deberse a dos tipos de factores influenciadores: factores emocionales y racionales.  Sobre este eje se representa el impacto que puede tener un determinado tipo de contenido en función de si contribuye más para un tipo de decisión más racional por parte del consumidor o por el contrario si es una decisión basada en factores emocionales. Por ejemplo un “juego” tiene componentes más emocionales que un “comunicado de prensa”..

En base a esta disección que combina estas dos escalas se nos presentan los diferentes tipos de contenidos en estos 4 cuadrantes:

• Cuadrante 1 – EDUCAR (- conciencia o intención de compra  | + racional)

Tipos de contenido: White Paper, Infografía, Artículo,….

• Cuadrante 2- ENTRETENER (- conciencia de compra | + emocional)

Tipos de contenido: Artículo, Vídeo viral, Concurso,….

• Cuadrante 3- CONVENCER (+conciencia o intención de compra | +racional)

Tipos de contenido: Webseminar, Check-list de necesidades mediante formulario online,…

• Cuadrante 4 – INSPIRAR (+conciencia de compra | + emocional)

Tipos de contenido: recomendaciones y apoyo a la marca en foros, tanto de personajes relevantes como de amigos y seguidores,…

Los tipos de contenidos situados en los cuadrantes últimos (3 y 4) tienen más poder para relacionar y vincular  al cliente con el producto o servicio (“engagement”) y convencerle y guiarle  hacia la compra, que los dos primeros (1 y 2) que tienen una función más lúdica y de educación en el conocimiento y uso del producto o servicio.

Vemos también que hay tipos de contenidos que son equidistantes en sus respectivos ejes. por ejemplo un artículo, un e-book o un evento puede combinar factores racionales y emocionales. Como también un widget o un video demo puede estar a medio camino en su capacidad de “engagement” para guiar al cliente hacia la compra.

Las empresas y marcas en el diseño de sus estrategias de marketing de contenidos tendrán que determinar qué tipo de contenidos les interesa incluir en su mix de acciones de marketing. Para ello tendrá que analizar a su público objetivo o target y evaluar si este reaccionará mejor ante factores emocionales o racionales en sus decisiones de compra.

Ante todo este es un modelo teórico que por supuesto puede sufrir variaciones en su aplicación práctica. Por ello, las experiencias de cada marca serán las que nos vayan indicando el camino en cada caso. Muchas veces el método prueba-error nos ayuda a analizar y tomar las decisiones acertadas que son las que van creando el camino a recorrer. Sin embargo, este modelo puede servirnos de mucha orientación y ayuda en su construccción. ¡Pongámonos en marcha y hagamos una matriz propia de posicionamiento en base a nuestra experiencia!.

Hoy hemos aprendido algo más sobre las competencias estratégicas que debe desarrollar el perfil profesional del CONTENT MANAGER y del CONTENT CURATOR. En ESIMAD ponemos a vuestra disposición nuevos cursos online sobre estas figuras profesionales del marketing digital:

Curso Content Curator: competencias profesionales y herramientas para la curación de contenidos

Y como siempre aquí tenéis vuestro espacio para contarnos vuestras experiencias y opiniones.

 

Si deseas publicar la anterior infografía utiliza el siguiente código embebido:

Etiquetas:

Suscribete

Por favor, introduzca el e-mail.

Acepto las condiciones para el envio de la suscripción

Sin comentarios todavia.

Responder


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.