Google Reader nos deja ¿qué debo hacer?

Share on Facebook
Share on LinkedIn

Hay ocasiones en las que estamos tan apegados trabajando con una herramienta que no nos damos cuenta de la importancia que tiene. Sólo nos damos cuenta de ello, cuando ésta nos falta. O como dice el refranero español: “solo nos acordamos de Santa Rita cuando truena”. Y éste es el caso.

En esta semana pasada saltó el bombazo, por lo inesperado y por su tremenda repercusión: Se anuncia por parte de Google que el 1 de julio se cierra el servicio de READER. ¡Casi nada!. Todo un clásico este lector RSS de feeds en las herramientas de curación de contenidos (ver artículo: las mejores herramientas en la curación de contenidos para el community manager).

Y no hay marcha atrás a pesar de la movida que se ha preparado en las redes sociales, con campaña incluida de solicitud de firmas para que este servicio no se cierre (con más de 55.000 firmas recogidas actualmente), e incluso con peticiones para que este servicio pasara a una modalidad de pago. Aunque mucho nos tememos que no hay marcha atrás, y que Reader a pesar de ser todo un éxito de usuarios para Google, vaya a ingresar en el Cementerio 2.0. de herramientas, aunque eso sí, pasando a situarse a la cabeza, junto con “iGoogle”.

Y os preguntaréis y esto porqué. ¿Cuáles son los motivos por los que Google cierra Reader?. Mucho se ha escrito sobre ello en estos últimos días, y parece que la verdadera razón está en que la mayoría de usuarios de Reader no utilizan la propia herramienta para leer los feed, sino que utilizan otras aplicaciones que utilizan la API de Reader para leer esos feed, y Google no le interesa que otros se aprovechen de la funcionalidad RSS de Reader y no entren en su plataforma, y claro está no vean la publicidad incluida.

Yo a pesar de todo, sigo sin entenderlo. Sólo hay una explicación: “las decisiones empresariales a veces son demasiado retorcidas. Google se ha cansado de dar en vez de recibir”. Un flaco favor para la Reputación de Google ¿no os parece?.

Pero a nosotros, en nuestros grupos de Community Manager  y de Content Curator , lo que verdaderamente nos importa es dar respuesta a esto. Os preguntaréis ¿Tiene sustituto? ¿Y ahora qué hacemos?.

En primer lugar debéis de tener claro dos cosas:

1.- De momento la API de Google seguirá activa, lo que quiere decir que si tenéis Google Reader y lo usáis sólo como receptor de feeds, usando otra aplicación como lector, no tenéis porque preocuparos. Estas otras herramientas se seguirán nutriendo de la base de datos de Reader. Yo por ejemplo en mi Ipad uso como lector de Reader, Flipboard y Pulse, que se seguirán nutriendo de las fuentes de Reader. Ahora bien, no podremos actualizar nuestras fuentes. Esto nos hace pensar. ¿Habrá llegado el fin del RSS?.

2- Si estabais acostumbrados a leer sobre Reader (a pesar de su poco amigable interface , por no decir horrible), entonces si tenemos un problema. Tenemos que empezar a buscarle un sustituto.

Sobre esto último hay otras herramientas, como The Old Reader, Netvides o Feedly.

En esta semana que llevamos, parece que la gente ya se ha decantado: Feedly ha recibido 500.000 nuevas altas en este breve espacio de tiempo. La razón: su inmediata respuesta.
Al día siguiente del anuncio lanzó un proyecto de migración automática de las bases de datos, para que cualquiera que use Reader inmediatamente al pasar a Feedly pueda seguir manteniendo el mismo servicio de fuentes RSS que ya tenía con Reader.

Ante esto dos incógnitas: una ¿cumplirá la promesa?; dos ¿sus servidores tendrán capacidad para asumir el volumen?

Su gran ventaja: las funcionalidades y la atractividad de su interface.

Si usáis Twitter en el hanstag #cccita (o si seguís mi cuenta de Twitter @luistapia_pmc) tenéis más información sobre herramientas alternativas y otros procedimientos preventivos que podéis realizar (por ejemplo, cómo hacer una copia de seguridad de las bases de datos de Reader en otro servicio de Reader).

Para finalizar una última reflexión. ¿No creéis que Google con Reader había ocupado todo el espacio de los RSS, y que con su poderío intimidatorio, no había dado ninguna oportunidad al desarrollo de estas herramientas?. Tal vez dentro de un tiempo, tengamos que dar las gracias a Google por su decisión, aunque ahora nos lamentemos.

Etiquetas:

Suscribete

Por favor, introduzca el e-mail.

Acepto las condiciones para el envio de la suscripción

Sin comentarios todavia.

Responder


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.